Foto de familia de los ministros de finanzas del G-7 reunidos en Lancaster House en Londres, Gran Bretaña, el 5 de junio de 2021.
Foto de familia de los ministros de finanzas del G-7 reunidos en Lancaster House en Londres, Gran Bretaña, el 5 de junio de 2021.

WASHINGTON D.C. - Claramente, el impulso está creciendo dentro de los Estados Unidos y las otras economías importantes del mundo detrás de los planes para dificultar las cosas a las grandes empresas internacionales que toman medidas para evitar el pago de impuestos en los países donde se encuentran. Pero los expertos advierten que aún queda mucho por hacer para lograr ese objetivo, que es difícil de alcanzar.   

Durante el fin de semana, los ministros de finanzas del G-7, que incluye a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y Japón, acordaron en principio la creación de un impuesto mínimo global a las corporaciones que obligaría a las empresas a trasladar las ganancias a las subsidiarias en jurisdicciones con impuestos bajos o sin impuestos para pagar hasta un 15% en impuestos sobre esos ingresos al país donde tienen su sede.   

Al mismo tiempo, la administración Biden está impulsando un cambio en la política interna de EE.UU. que impediría que las empresas paguen poco o nada en impuestos al reclamar grandes deducciones fiscales año tras año, incluso cuando reportan grandes ganancias a sus accionistas.   

Billetes de dólares estadounidenses
Estados Unidos quiere recaudar impuestos que dejan de pagar los ricos
El Departamento del Tesoro aspira a generar unos 700.000 millones de dólares adicionales en recaudaciones de fraudes fiscales durante los próximos 10 años.
Cambio profundo 

En las últimas décadas ha habido lo que la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, caracterizó como una “carrera a la baja” entre los países desarrollados, que han reducido drásticamente las tasas de impuestos corporativos como un medio de atraer empresas para trasladar sus operaciones o sedes centrales a sus jurisdicciones.    

Los países grandes uniéndose para corregir esa práctica es un cambio "profundamente positivo", dijo Steven M. Rosenthal, investigador principal del Centro de Política Fiscal de Urban-Brookings en Washington.   

“A nivel mundial, los países deben tener una base de ingresos para respaldar los servicios que demandan sus ciudadanos”, dijo. “Y la idea de que Estados Unidos y otros países están jugando a empobrecer al vecino en una carrera a la baja sólo socava la capacidad de cada país de tener una base impositiva sólida para respaldar los servicios que desean sus residentes. El enfoque sensato es coordinar ”.   

Crece el impulso 

Si bien la propuesta de un impuesto mínimo global no es algo que despegue de la noche a la mañana, el acuerdo entre los países del G-7, que como grupo tienen una influencia significativa en la política internacional, es visto por los expertos como una señal de que la propuesta tiene posibilidades de ser adoptada.   

U.S. Treasury Secretary Yellen joins White House Press Secretary Psaki for the daily press briefing at the White House in Washington
Tesoro: impuestos corporativos y plan de infraestructura aumentarán rentabilidad de empresas
"Confiamos en que las inversiones y las propuestas fiscales del Plan de Empleo aumentarán la rentabilidad neta de nuestras empresas y mejorarán su competitividad global. Esperamos que los líderes empresariales lo vean así y apoyen el Plan de Empleo", dijo Yellen el martes.

Mohamed A. El-Erian, ex director ejecutivo de la firma de gestión de inversiones PIMCO y actual presidente de Queens 'College, Cambridge, dijo que el desarrollo es bienvenido, pero que sólo es el primer paso de muchos necesarios.    

En declaraciones a CNBC el lunes por la mañana, El-Erian dijo: “Creo que es una buena idea. Creo que es histórico. Creo que es un paso necesario hacia la reforma fiscal global, pero no es suficiente. Hay muchos más pasos por hacer ". Estos incluyen lograr que los países miembros del G-20 aprueben esto, así como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).    

“Entonces hay que conseguir que los tratados se aprueben en los parlamentos nacionales, por lo que es un proceso largo”, agregó El-Erian. “Pero [el acuerdo de fin de semana del G-7] ciertamente fue un paso necesario e histórico”.   

Se necesita coordinación 

Para que tenga un efecto significativo, la mayoría de los países del mundo deberán adoptar una política global de impuestos mínimos.   

Si bien admitió que habría resistencia de países como Irlanda y Suiza, que han utilizado efectivamente bajas tasas impositivas para convertirse en centros de negocios internacionales, El-Erian dijo que la presión de los actores económicos más grandes del mundo los obligaría a seguir adelante.   

La Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, habla sobre previos aumentos de los impuestos en Estados Unidos.
Biden formula plan para aumentar impuestos a grandes corporaciones
El presidente Joe Biden planea presentar un proyecto de ley que aumentaría el impuesto de corporaciones, incrementando la tasa del 21% al 28%. Dicha tasa fue reducida del 35% al 21% durante el Gobierno de Donald Trump.

 

“Estas son economías pequeñas y es muy difícil oponerse a una iniciativa del G-7 o del G-20, por lo que van a estar de acuerdo, pero lo harán de una manera muy a regañadientes y encontrarán otras formas de mantener esa competitividad ".   

Impuesto de sociedades de EE.UU. 

Como parte de las negociaciones en curso sobre un proyecto de ley para mejorar la infraestructura de EE.UU., el presidente Joe Biden ha estado proponiendo un aumento en la tasa del impuesto de sociedades para obtener los ingresos necesarios. Pero, a fines de la semana pasada, señaló que estaría dispuesto a aceptar un cambio diferente a la ley: la imposición de un impuesto corporativo mínimo.   

Si bien esto suena similar al impuesto mínimo global, y lo es más por el hecho de que la tasa propuesta del 15% es la misma, esta es una propuesta cuantitativamente diferente y que ha sido defendida por íconos liberales, incluida la senadora de Massachusetts Elizabeth Warren, quien desafió a Biden por la nominación presidencial demócrata en 2020.   

El Departamento del Tesoro presentó el caso de un impuesto corporativo mínimo el mes pasado en una explicación de las propuestas de ingresos de la administración, comúnmente conocido como el "Libro Verde".   

“Las corporaciones pueden simultáneamente reportar grandes ganancias a los accionistas en informes financieros y recompensar a los ejecutivos con base en estas medidas, mientras afirman que sus ingresos imponibles están en un nivel tan bajo que no tienen ninguna obligación tributaria federal sobre la renta”, dice el documento. "En un año típico, alrededor de 120 empresas informan ingresos netos antes de impuestos de $ 2 mil millones o más en sus estados financieros, pero una parte significativa de estas empresas paga cero impuestos sobre la renta o recibe reembolsos de impuestos".   

Lo que está proponiendo Biden es una regla que requeriría que las empresas utilicen sus ganancias "contables" que informan a sus accionistas como un reflejo de sus ingresos imponibles, y evitar que su carga tributaria caiga por debajo del 15% de esas ganancias.   

Oposición probable 

Así como es probable que la propuesta del G-7 enfrente la resistencia de los países que se benefician de tasas impositivas más bajas, se espera que la propuesta de imponer una tasa impositiva mínima a las empresas enfrente dificultades en el Congreso.   

President Donald Trump gestures while speaking during a news conference at the White House, Sunday, Sept. 27, 2020, in…
NY Times: Trump pagó 750 dólares en impuestos sobre la renta en 2016 y 2017
NY Times: Trump pagó 750 dólares en impuestos sobre la renta en 2016 y 2017.

El líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell, advirtió la semana pasada que cualquier propuesta que resulte en un aumento de las obligaciones tributarias para las empresas va a tener problemas con los republicanos del Senado.   

"Una vez que entre en esta área de aumento de impuestos, va a crear una enorme cantidad de controversia, así que no creo que eso atraiga a los miembros de mi partido", dijo el jueves. "Mi consejo para el presidente y la administración: alcancemos un acuerdo sobre infraestructura que es más pequeña, pero aún significativa y totalmente pagada". 

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.