Dos puntos de control fronterizos canadienses se ven cerrados después de que se anunció que la frontera con EE.UU.  se cerraría al 'tráfico no esencial', en el Puente de las Mil Islas en Lansdowne, Canadá, el 19 de marzo de 2020.
Dos puntos de control fronterizos canadienses se ven cerrados después de que se anunció que la frontera con EE. UU. se cerraría al 'tráfico no esencial', en el Puente de las Mil Islas en Lansdowne, Canadá, el 19 de marzo de 2020.

Estados Unidos extendió el cierre de las fronteras terrestres que comparte con Canadá y México para viajes "no esenciales" hasta el 21 de agosto, anunció el miércoles el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés). 

El DHS prorrogó los cierres por 30 días, después de que Canadá dijera el lunes que permitiría el ingreso a los visitantes completamente vacunados de EE. UU. para viajes no esenciales a partir del 9 de agosto, poniendo así fin a una prohibición de 16 meses provocada por la pandemia de COVID-19.

La flexibilización de las restricciones de viaje de EE. UU. y Canadá se produce cuando la variante delta se propaga en partes de EE. UU. donde las tasas de vacunación son relativamente bajas, lo que genera preocupación entre los funcionarios de salud estadounidenses.

Al ser cuestionada el jueves por esta discrepancia de criterios, la portavoz de la Casa Blanca, comentó que la Administración Biden "se guía" por sus propios expertos sanitarios, "no por las acciones de otros países".

El comercio, por unos 2.000 millones de dólares diarios, no ha sido interrumpido.
Mayoría en Canadá desea que permanezca cerrada la frontera con EE.UU.
Ni viaje turísticos, ni viajes de compras. Sólo el comercio y los viajes esenciales como de médicos y enfermeras, se permiten en los puestos fronterizos. Y los canadienses están de acuerdo. Esto a pesar de la enorme dependencia que existe en Canadá con Estados Unidos.

El DHS dijo que "está en contacto constante con sus contrapartes canadienses y mexicanas para identificar las condiciones bajo las cuales las restricciones pueden aliviarse de manera segura y sostenible".

Las empresas en EE. UU. y Canadá han presionado para que se eliminen los límites a los viajes no esenciales entre los dos países que se impusieron en marzo de 2020

EE. UU. ha permitido a los canadienses ingresar al país por aire después de recibir primero una prueba COVID-19 negativa, pero Canadá no había permitido que los viajeros de EE. UU. hicieran lo mismo.

La Administración Biden creó grupos de trabajo interinstitucionales el mes pasado con Canadá, México, Gran Bretaña y la Unión Europea para estudiar cómo eventualmente levantar las restricciones fronterizas y de viaje.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.