La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, habla con los medios en Wellington, Nueva Zelanda, el 15 de febrero de 2021.
La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, habla con los medios en Wellington, Nueva Zelanda, el 15 de febrero de 2021.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, dijo que hay crecientes diferencias con China sobre su historial de derechos humanos, pero adelantó que esas diferencias no definirán en última instancia la relación de Wellington con su mayor socio comercial. 

En un discurso pronunciado el lunes en la Cumbre Empresarial de China en Auckland, la primera ministra Ardern dijo que no ha escapado a la atención de nadie que a medida que evoluciona el papel de Beijing en el mundo, “las diferencias entre nuestros sistemas, y los intereses y valores que dan forma a esos sistemas, se están volviendo más difícil de reconciliar". 

U.S. Secretary of State Blinken has a bilateral meeting with Kenyan President Uhuru Kenyatta
China actúa más agresivamente en el extranjero: Blinken
"Lo que hemos presenciado en los últimos años es que China actúa de manera más represiva en casa y más agresiva en el extranjero. Eso es un hecho", dijo el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, al programa "60 minutes" de CBS.

La primera ministra dijo que su gobierno ha expresado "graves preocupaciones" con China por el trato que da a la etnia de los uigures musulmanes en la provincia de Xinjiang y su control más estricto sobre el semiautónomo Hong Kong.

Los severos comentarios de Ardern se producen semanas después de que la ministra de Relaciones Exteriores, Nanaia Mahuta, criticara el historial de derechos humanos de China. 

La anterior renuencia de Nueva Zelanda a criticar abiertamente a China está en marcado contraste con Australia, que está involucrada en una tensa disputa diplomática y comercial sobre el llamado de Canberra para una investigación internacional sobre los orígenes de la pandemia de COVID-19, que se detectó por primera vez en China a fines de 2019.