América Latina y el Caribe enfrenta un desafío económico como nunca antes lo había visto: una pandemia que ha matado a decenas de miles de personas, eliminado millones de puestos de trabajo y enviado economías a décadas anteriores en su crecimiento económico.

El Dr. Isaac Cohen, asesor financiero de gobiernos en el hemisferio y exdirector de CEPAL en Washington, analizó en Foro, el panorama económico de la región y detalló las causas de una histórica contracción que dista mucho de amainar.

América, la región más afectada

Según datos de CEPAL, América Latina y el Caribe es la región en desarrollo más afectada por la pandemia. Su población representa el 8,4% a nivel mundial pero sin embargo, concentra 30% de las muertes por COVID-19.

“Hay 150 economías en el mundo, estima el Fondo Monetario, que no van a recuperar este año el nivel de ingreso que tenían en 2019, antes de que empezara la pandemia. O sea, que todavía están lidiando con la pandemia. Y entre ellas sobresale, lamentablemente, América Latina con una de las caídas más profundas, de más del 7% el año pasado y una recuperación leve de 3 a 4 % este año”, precisó Cohen.

El economista hizo hincapié en que la recuperación requiere acceso equitativo a las vacunas, mayor liquidez y reformas en la arquitectura financiera internacional que aseguren la inclusión de todos los países en vías de desarrollo, independientemente de su ingreso.

Golpe mortal

Cohen fue claro al decir que la pandemia aumentó las brechas estructurales de la región en materia de desigualdad, espacio fiscal limitado, baja productividad, informalidad y fragmentación de los sistemas de protección social y salud. 

“Actividades como el turismo y los precios de las materias primas, que son actividades privilegiadas en América Latina. Estas economías están dedicadas a la exportación de materias primas y turismo. Esas actividades se han caído”, comentó.

Según datos de CEPAL, los países de la región han invertido 4,3% del Producto Interno Bruto (PIB) en medidas fiscales. Sin embargo, América Latina y el Caribe sigue siendo la zona más endeudada del mundo en desarrollo, casi el 79% del PIB. Precisó que más de la mitad de las economías de la región tiene una clasificación crediticia de alto riesgo, según las tres principales agencias de calificación crediticia: Moody's, Standard and Poor y Fitch. 

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.