U.S. President Joe Biden visits St. Ives in Cornwall
El presidente de EE. UU., Joe Biden hizo el hitórico anuncio el jueves 10 de junio de 2021 en Reino Unido.

El presidente Joe Biden pidió el jueves a los líderes mundiales que se unieran a él para compartir las vacunas contra el coronavirus con las naciones en dificultades en todo el mundo después de que prometió que Estados Unidos donaría 500 millones de dosis para ayudar a acelerar el fin de la pandemia y reforzar la posición estratégica de las democracias más ricas del mundo.

Hablando en Inglaterra antes de la reunión cumbre del Grupo de los Siete, G7, Biden anunció el compromiso de Estados Unidos con el intercambio de vacunas, que se suma a los 80 millones de dosis que ya prometió para fin de mes.

“Estados Unidos comprará 500 millones de dosis de la vacuna Pfizer COVID-19 para donar a casi 100 países que tienen una gran necesidad en la lucha contra esta pandemia”, declaró el mandatario.

Además, sentenció: “Ese es un paso histórico: la mayor compra y donación de vacunas COVID-19 realizada por un solo país”.

Argumentó que era de interés tanto para Estados Unidos como para el mundo hacer que la vacunación estuviera disponible de manera amplia y rápida en todas partes. "Vamos a ayudar a sacar al mundo de esta pandemia trabajando junto con nuestros socios globales", dijo Biden, y anunció que el viernes las naciones del G-7 se unirían a Estados Unidos para describir sus compromisos de donación de vacunas.

Vaccination against the coronavirus disease (COVID-19) at the border between Bolivia and Peru
La pandemia se agrava en América Latina: Banco Mundial pide más vacunas para la región
Varios organismos internacionales han alertado de la grave situación que se está registrando en América Latina con un drástico incremento de casos positivos y muertes por coronavirus.

Apoyo a Centroamérica

Más tarde el jueves, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, reforzó el anuncio del presidente Biden al remitir al plan para reforzar la entrega de vacunas y otras ayudas en Centroamérica.

Price remitió también a lo dicho por la asistente del presidente Biden, Amy Pope, con el anuncio de “más de 57 millones de dólares en nueva ayuda humanitaria", resultado del evento del Evento de Solidaridad con las Personas Desplazadas Frozadamente y las Comunidades que las Acogen en Centroamérica y México  ”.

Además, dijo que esto “ayudará a satisfacer las necesidades humanitarias inmediatas de las personas desplazadas por la fuerza y ​​a respaldar el acceso a la protección de acuerdo con los planes de acción nacionales del Marco Integral de Soluciones y Protección Regional” en Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Panamá.

En la misma sesión informativa, Gayle Smith, la designada por el presidente Biden para la respuesta global ante la pandemia, ofreció detalles del destino de las vacunas.

“Queremos tener una cobertura global. Queremos poder centrarnos en países donde hay un aumento repentino o pueden considerarse un punto de acceso donde existe un riesgo real debido a incidentes. Y también queremos responder particularmente en nuestro propio hemisferio, a las muchas solicitudes que hemos recibido”, dijo Smith como invitada a la rueda de prensa diaria en el Departamento de Estado en Washington.

A una pregunta de los reporteros sobre qué países en específicos de la región recibirán el fruto de este esfuerzo global, Smith indicó: “Creemos que las vacunas deben estar disponibles en todas partes. Y como gobierno de Estados Unidos, haremos todo lo posible para maximizar la cobertura, pero también coordinaremos con otros países y también con otros donantes para que podamos asegurarnos de que el mundo esté realmente cubierto”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.