WASHINGTON D.C. - Venezuela es uno de los países con la menor tasa de vacunación de la región, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud. En reiteradas ocasiones, la oposición liderada por Juan Guaidó ha señalado que está uniendo esfuerzos para conseguir más vacunas, pero piden apoyo de la comunidad internacional para evitar que estos inóculos sean utilizados por el gobierno de Nicolás Maduro para aumentar su control político sobre la población.

“Las vacunas que estamos todos empujando para que lleguen a Venezuela, no pueden someterse a ese sistema de corrupción, por eso es tan importante que al conseguir las vacunas, los organismos multilaterales también entren a Venezuela para hacerle seguimiento y junto con la sociedad civil a todo lo que significa el proceso de distribución de esas vacunas y evitar lo que en Venezuela es algo generalizado por parte del dictador Maduro que es corromperlo todo y llevarlo a un mercado negro como Cuba o como cualquier país comunista”, aseguró Julio Borges, Comisionado presidencial de relaciones exteriores de la oposición venezolana, a Venezuela 360.

Borges advierte que, si el proceso de vacunación en Venezuela no se implementa de manera eficiente, los venezolanos tendrían que esperar décadas antes de ser vacunados por completo.

“Al ritmo que se está vacunando ahora, para poder completar la meta de vacunados podríamos esperar casi 50 años para terminar lo que otros países, incluso de la región, están haciendo de manera muy eficiente. El caso de Brasil, el caso de Chile, de Colombia, entre otros países”, aseguró el líder opositor.

El presidente de Venezuela Nicolás Maduro asegura que su gobierno ya giró los recursos para las vacunas y que si están demoradas es por culpa de Estados Unidos.

“Son ustedes unos miserables que odian y desprecian a Venezuela porque somos rebeldes, somos bolivarianos y vamos a seguirlo siendo y Venezuela va tener todas sus vacunas”, dijo Maduro en una declaración en la que se quejaba de que Venezuela no hiciera de la lista inicial de beneficiarios de Estados Unidos para recibir vacunas.

Mientras, algunos sectores de la oposición venezolana en Estados Unidos, con una postura más extrema, sugieren excluir por completo al gobierno de Nicolás Maduro del proceso de vacunación.

“Porque cuando uno quiere ayudar a la población, uno no busca ayudar al secuestrador y eso es lo que está ocurriendo en Venezuela, que los venezolanos están secuestrados”, aseguró a la Voz de América Daniel Di Martini, analista venezolano en Estados Unidos.

Entre las propuestas que ha considerado la oposición dentro y fuera de Venezuela para facilitar el acceso al fármaco es colocar centros de vacunación en las zonas fronterizas de Colombia, donde los venezolanos migrantes o de paso, puedan inmunizarse libremente.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Venezuela 360