Granjero Guerra Texas
Granjero Ricardo Guerra, de Texas, Estados Unidos [Foto: Celia Mendoza]

ROMA, TEXAS, EE.UU. - La Anacua es el rancho de Ricardo Guerra, un ranchero de cuatro generaciones, que ve con preocupación la detención de la construcción de la barrera fronteriza que se estaba levantando durante la administración Trump a un metro de su terreno a lo largo del Río Grande en Roma, Texas. 

Y su opinión coincide con representantes del Partido Republicano, que critican el plan migratorio del presidente demócrata Joe Biden, argumentando que el muro fronterizo es necesario en el intento por incrementar los refuerzos en la frontera para evitar la inmigración ilegal. Han presentado incluso su propio plan que han denominado "Dignidad".

Muchos de ellos defienden la construcción del muro fronterizo, una promesa de campaña de Donald Trump que no pudo cumplir en sus cuatro años de gobierno. Los líderes de la actual Casa Blanca, sostienen sin embargo que están enfocados en revertir las políticas más severas de Trump y enfocar de un modo "humano" la inmigración procedente de la región. Dicen que quieren abordar las causas de este flujo inmigratorio que no se detiene con los gobiernos de países del Triángulo Norte, emisores de inmigrantes.

Granjero Ricardo Guerra, de Texas, Estados Unidos [Foto: Celia Mendoza]

El ranchero Guerra lo ve desde su perspectiva individual.

"Se vino este gentiazo, no los pueden controlar, es un problema muy grande este, ahora, si siguieran. Con el muro yo creo que pudieran ayudarnos mucho", dijo a la Voz de América.

Durante su conversación con la VOA, Guerra aseguró que el rápido aumento en el número de personas que cruzan diariamente de manera irregular, por los 8.000 acres de su terreno, amenazan directamente a su ganado.  

"(Junto a traficantes e inmigrantes) muchas veces viene lo que llaman fever thick o sea la garrapata con fiebre y eso nos causa mucho problema, porque los humanos pueden traer la garrapata, la depositan en nuestros pastos y luego pues hay una condena, tengo que juntar todo mi ganado, bañarlo y checarlo y si acaso trae garrapata de la fiebre hay cuarentena", afirma.  

Este productor expuso incluso a la VOA que la situación en la frontera sur de Estados Unidos ha generado pérdidas económicas para los rancheros, aquí en el Valle del Río Grande. En estos sitios, en los corrales donde usualmente estaban llenos de ganado, hoy se encuentran completamente vacios debido a esta situación.

"Entonces yo quiero que la administración despierte, admitan que hay problema", dice Guerra. 

La petición de Guerra llega poco antes de que el Secretario de Seguridad Nacional  Alejandro Mayorkas, visite este jueves por tercera vez la frontera, con una agenda cerrada a la prensa en El Paso y McAllen, Texas. 

La expansión del muro fronterizo que había propuesto Trump desde su campaña electoral, tenía previsto atravesar varias áreas de conservación. En aquel momento, más de 2.500 científicos, firmaron un documento advirtiendo que un muro causaría un daño grave tanto a las plantas como a los animales, impactando negativamente la biodiversidad en el área.

Río Grande visto desde la propiedad del Granjero Ricardo Guerra, de Texas, Estados Unidos [Foto: Celia Mendoza]

Casa Blanca niega que exista una crisis en la frontera

La Casa Blanca no ha admitido que exista una crisis con la llegada de inmigrantes a la frontera, pero reconoce el incremento en los arribos y ha reiterado que la frontera no está abierta. En su lugar, toma medidas y tiene en marcha su plan, que incluye conversaciones con gobiernos de la región. De hecho, la propia vicepresidenta Kamala Harris ha sido designada para supervisar la gestión del controvertido tema.

Las razones de los inmigrantes

Un equipo de la VOA ha podido constatar en la frontera el incremento en la llegada de inmigrantes en las últimas semanas y ha obtenido testimonios de muchos de ellos, incluyendo niños no acompañados, mujeres y familias que buscan asilo en Estados Unidos.

Todos explican que huyen de la violencia, las bandas, la pobreza y la falta de oportunidades en sus naciones.

"Le pido al presidente (Joe Biden) que por favor, que él me escuche a las peticiones que yo le pido y que abra muchas puertas pa’ que todos los que estamos aquí podamos pasar", dijo esta semana a la VOA el niño guatemalteco  Alexis Castañón Mejía, que viajó junto a su madre y como otros explicó que conoce el miedo y la desesperación de los migrantes que llegan al Río Grande.

Las opciones heredadas por Biden

Vigente desde el gobierno de Trump, el Título 42 es la opción heredada por Biden, en virtud de la cual cientos de personas son expulsados cada día y van a parar a una plaza pública, en Reynosa, México. Muchos de ellos narran que terminan durmiendo a la intemperie y con el peligro de ser víctimas de delincuentes que son parte del crimen organizado que operan a lo largo de esta frontera.

La normativa dispuesta con el Título 42 y vigente desde marzo de 2020, da luz verde a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza para expulsar extranjeros que buscaban asilo en la frontera con la pandemia como excusa. La medida, que no ha derogado Biden, ha sido demandada por grupos como la Unión de Libertades Civiles (ACLU), que cataloga de "ilegal" esta regla.

Otras familias, sin embargo, consiguen entrar al país tras la detención en la frontera y traslado a sitios de la patrulla fronteriza para el procesamiento del asilo.

El pedido del ranchero Guerra 

La cifra de menores no acompañados por la frontera sur, entre México y Estados Unidos, por ejemplo, se incrementó entre enero y febrero en 168% y 63%, respectivamente.

Las autoridades de Estados Unidos han continuado alertando sobre el peligro de los cruces irregulares a medida que aumenta la cifra de detenciones en el área del Río Grande, según constató un equipo de la Voz de América. Sin embargo, para personas como Guerra no es suficiente y envía mensaje a Biden.

"Quisiera que el presidente, nuevo presidente, y la vicepresidenta vengan a ver ellos mismos, porque es un problema muy grande, que te abran las puertas, el ganado se afecta, este es un desorden muy grande, no hay niguna recompensa para el ranchero", concluye.

 ¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.